Los críticos americanos abren la veda

by Pablo

Empieza el carrusel de premios de la temporada al que pondrá el broche la gala de los Oscar, allá por marzo, cuando tengan a bien los señores de la Academia y de las teles. Los primeros en abrir el fuego han sido los críticos de Estados Unidos, cuya asociación responde al pomposo nombre de National Board of Review. Tremendo.

Estos señores dicen haberse visto todo el (paupérrimo) cine de 2009, y tienen los arrestos para marcarse esta valoración del añito, y menudo añito, que acaba: “las voces y las visiones de los cineastas fueron innovadoras, apasionantes y eclécticas”. ¿Cómo? Me lo expliquen, señores del NBR.

A su (inestimable) juicio, la mejor película es Up in the air, del canadiense Jason Reitman, dado a conocer en 2007 con la comedia indie Juno. El protagonista: un ejecutivo solitario. Su intérprete: George Clooney, agasajado como mejor actor ex aequo con Morgan Freeman por encarnar a Nelson Mandela en Invictus, de Clint Eastwood, reconocido como mejor director. Completan el panel de honor: Carey Muligan (?) como mejor actriz, Woody Harrelson como mejor secundario y Anna Kendrick como mejor secundaria; Jeremy Renner y Gabourey Sibide, como actores revelación.

Además, el NBR considera que las siguientes cintas conforman lo mejor del año:

-An education. Sin estrenar en España.

-500 days of summer. Estrenada en España pero no la he visto.

-The Hurt Locker. Sin estrenar en España.

-Inglorious Basterds. La demostración de que Tarantino se ha echado a perder.

-Invictus. Sin estrenar en España. De obligada visión cuando llegue; al frente, Matt Damon y Morgan Freeman.

-The Messenger. Sin estrenar en España.

-A serious man. Sin estrenar en España. Los Coen vuelven.

-Star Trek. Entretenida, sin más.

-Where the wild things are. Sin estrenar en España. Curiosa y atrevida. Firma Spike Jonze.

-Up. Designada mejor cinta de animación, es mucho más que eso: una joya.

Si los Emmy son la antesala de los Oscar, los premios de la Crítica van anticipando cosas. Una de ellas, que como ocurrió con Wall-E, volverán a equivocarse y relegarán Up a la categoría de animación. Los señores del NBR son muy libres de premiar a quien quieran, y a ello se dedican. Pero a mí, estos premios, a entregar el 12 de enero, nos cogen en frío, muy en frío.